Mucho más allá de un sumplemento de magnesio, o de beber x vasos de leche al día, o de tomar un poco de colágeno.

Debemos dejar de simplificar nuestro cuerpo de esta manera, porque el equilibrio, la sinergia y la interacción entre nutrientes y estilo de vida importa, y mucho.

¿Qué nos va a influir directamente en la calidad y funcionalidad de nuestros huesos?

– CALCIO: Obviamente importantísimo. Recalcar que hay muchas fuentes de calcio que no son lácteos (legumbres, brócoli, coliflor, sésamo, almendras, sardinas, tofu o leche de soja enriquecida..). Aquí hay que tener en cuenta los alimentos que interfieren en su absorción (otro día hablo).
– VITAMINA D: A través de exposición solar. En España hay niveles muy deficitarios de vitamina D a pesar del solazo que tenemos. Y recordemos que la exposición solar aporta mucho más que vitamina D.
– GRASAS SALUDABLES: La vitamina D, al igual que otras vitaminas es liposoluble, lo que quiere decir que necesitamos del consumo de grasa para su correcta absorción (AOVE, aguacate, pescado azul, semillas, frutos secos…)
– VITAMINA K: Para fijar la osteocalcina al hueso. (Vegetales de hoja verde)
– VITAMINA C: Está involucrado en la formación de colágeno y la reparación de fracturas (En cítricos)
– MAGNESIO: El magnesio también forma parte del hueso, no solo el calcio. (Cereales integrales, espinacas, almendras, aguacate, chocolate negro…)
– EXCESO DE SAL, ALCOHOL, TABACO: Interfieren en la descalcificación del hueso y en la absorción de nutrientes.
– OBESIDAD: Cuanto más peso, más haces sufrir a tus huesos.
– EJERCICIO Y ACTIVIDAD FÍSICA: Ejercicios de fuerza y carga para fortalecer huesos y musculatura (ten en cuenta que el músculo es lo que protege al hueso, si tienes un músculo débil tienes un hueso desprotegido). Otros ejercicios que fortalezcan el equilibrio. El ejercicio es adecuado en CUALQUIER edad.

Este post no va de lo que tienes que comer para tener huesos fuertes, sino de evitar la idea simplista de que un suplemento hace milagros o nos va a curar lo que nuestro estilo de vida se está cargando.

Si quieres un esqueleto fuerte muévete, come alimentos variados y naturales, camina y ponte al sol, evita alimentos procesados o poco nutritivos que desplazan el consumo de alimentos que si lo son, evita el alcohol y el tabaco.

Esto es importante para todo el mundo, porque en la prevención está la clave, pero si además eres mujer, has pasado la menopausia, y tienes otros factores de riesgo como obesidad, déficits, etc… creo que es importante que te pongas a tope con esto!!!!

Vamos a cuidarnos para estar lo más fuertes y funcionales posibles durante todo el tiempo que dure nuestra vida!!!