Dicen que hay que contratar un fotógrafo profesional pero yo soy muy ratilla y le pedí las fotos a mi prima.

Hola, soy Tania y ayudo a madres y padres desesperados a recuperar la cordura

Pero antes de contarte cómo lo hago, déjame hacerte 3 preguntas:

 

  1. ¿Tienes hijos?
  2. ¿Tus comidas en casa oscilan desde el punto “este niño no me come na`, que amargura” hasta el punto “Yo cojo la maleta y me voy”?
  3. ¿Tienes un bebé y te da miedo atragantarlo con el Baby Led Weaning?

 

Bien, si al menos dos de esas respuestas son afirmativas, puedo ayudarte, sigue por aquí.

 

Si no tienes hijos o ya consigues que se coman las espinacas mejor que Popeye, no necesitas mi ayuda (pero oye, eres bienvenida).

 

 

Aplicar un enfoque integral entendiendo la salud como un todo para  llevar a cabo un cambio real, aplicable y duradero en mi alimentación y estilo de vida me permitió liberarme de un juicio constante hacia mi misma.

Entonces, por donde íbamos…..

 

Ah sí, hablábamos de niños «mal comedores».

 

Mis niños no lo son. Es más, si me descuido, un día me sacan los ojos y se los comen también.

 

No es que tengan un don especial ni sean súper niños, es que he trabajado para prevenir desde el principio.

Mis niños no, pero yo sí

 

Yo si fui mal comedora, ni te lo imaginas. Luego fui una niña gorda y fea (al menos en mi cabeza) que se comía los chuscos de pan a escondidas. Luego fui una adolescente que se alimentaba a base de menestras y de postre unos donetes (para compensar). Luego he sido un poco de todo hasta que dejé de hacer locuras y aprendí a comer.

 

Luego fui madre. Y mi niño era tan bonito y tan delicado y tan de todo, que no quería que pasara por lo mismo que yo, y entonces me volví loca…

 

Me volví loca y me puse a estudiar todo lo que caía en mis manos sobre nutrición infantil y sobre infantil sin nutrición.

 

Y aprendí, jolín que si aprendí..

 

Después tuve otro niño y seguí aprendiendo..

 

Pasé consultas y seguí aprendiendo de otros padres.

 

Di talleres a diestro y siniestro y aprendí un poco más de esos padres también.

 

Y ahora enseño lo que aprendo

Con mi enfoque de salud integral y evolutivo los niños aprenden a tener una relación equilibrada con la comida desde el principio, manteniendo un estado de salud óptimo y acorde a su naturaleza.

Cuando vas a contracorriente te juzgan.

En este punto me di cuenta de que:

  • Iba a hacer siempre lo que me hiciera sentir bien, tuviera apoyo o no.
  • Me iba a dedicar a que otras mujeres no pasaran por lo mismo que yo estaba pasando.

 

Poder cambiar mi modelo de vida, alimentar mi pasión cada día, disfrutar de mi familia y vivir en armonía es algo que me llena de satisfacción y me aporta una tranquilidad que nunca antes había experimentado.

Ahora me encuentro en disposición de acompañar a otras mamás haciendo su día a día mucho más sencillo, sintiéndose satisfechas con la educación que dan a sus niños y dándoles soporte en todo este proceso.

6 cosas sobre mí

  1. Soy mamá de 2 niños con una sonrisa capaz de desmontar cualquier argumento.
  2. La vida es movimiento y odio estar quieta. Evolucionar, evolucionar, evolucionar…
  3. Andar por la playa y la montaña me recarga las pilas al 200%.
  4. Cuando algo me importa, me implico a full y mi trabajo me importa mucho.
  5. No supe cual era mi pasión hasta los 27 años. Dicen que el cerebro sigue creando nuevas conexiones hasta la treintena, será por eso.
  6. Me gusta cocinar recetas básicas y sin complicaciones. La cocina me ayuda a  estar más presente.

¿Cómo te ayudo?

Te mando un email, casi a diario.

 

En él te cuento cosas que te sirven para mejorar la alimentación en casa.

 

Cosas cortas, que me he dado cuenta de que si escribo mucho la gente no me lee.

 

Los mando sin mucho drama. Hay a personas que les parecen graciosos y todo.

 

Por ejemplo a María: 

“Tania quería decirte que me encanta tus emails! Estoy enganchadísima!”

 

O Laura:

“Tania tus emails son un chute de energía para que nos demos cuenta de que la alimentación forma una parte muy importante en la educación, y como tod, hay que trabajarlo bien desde la base. Mata mitos antiguos y nada actualizados y facilita la organización semanal del menú familiar”

 

O a Lydia:

En resumen, me tienes enganchada a tus historias y desde luego, estoy aprendiendo un montón.»

 

O Ana:

“Mil gracias por los menús, los regalitos y todo el esfuerzo, profesionalidad y cariño que estas poniendo en este trabajo.

Estoy encantada y nos esta gustando mogollón!!!!  «

 

En esos emails también ofrezco mis cursos. Pero no en plan pesada, tu si quieres los compras y sino no.

 

Si el email no pasa tu radar de chistes también te puedes dar de baja, no problem.

 

¡Ah! Y también mando menús, que eso siempre hace ilusión.

 

No es un menú ovo-lacto-vegetariano, sin gluten, apto para intolerantes a la lactosa, y de 1500 kcal. Es el menú que hago en mi casa, porque no tengo tiempo para currármelo más, pero está muy bien equilibrado y sirve para adultos y niños.

 

Es más, en este primer email te voy a mandar un regalo especial:

 

Un plato descargable para que aprendas de manera sencilla a equilibrar las comidas de toda la familia + 5 menús semanales para que tengas apañado un mes entero.

 

Estoy que tiro la casa por la ventana.

 

Aquí abajo para recibir emails, plato y menú:

Marketing por